Antonio Tafolla García, nació en Zacatepec, Morelos, el 13 de junio de 1952. sus padres son Alejandro Tafolla Beltrán, quien estuvo con el club Zacatepec desde sus inicios y Enriqueta García de Tafolla.
Desde pequeño incursionó en la práctica del futbol, jugando en la liga cañera, a los 13 años de edad, lo invitan a entrenar con Raúl “Piteco” Sánchez, en el campo Cisneros, Toño tenía una gran habilidad para patear el balón con ambas piernas, lo que hizo que se destacara en los entrenamientos.

Antonio Tafolla y Hugo Sánchez
Antonio Tafolla y Hugo Sánchez, con la tripleta arbitral.


Tafolla fue parte del equipo Zacamel, que participó en el Torneo de los Barrios en la Ciudad de México, en un juego de semifinales se lesionó la rodilla y no pudo jugar la final. Esta lesión le causó varios problemas, quisieron que sanara solo con rehabilitación pero no quedaba. Tuvo que ser operado por el Doctor Víctor de la Fuente del IPN, afortunadamente, la operación resultó exitosa y poco a poco Tafolla regresó a los entrenamientos para continuar con su rahabilitación.
Al cabo de un tiempo, es prestado a los Defines de Acapulco, en donde juega seis meses.
Antonio Tafolla tuvo la oportunidad de poder debutar jóven en el equipo Zacatepec, pero desafortunadamente, el día que lo convocaron para jugar con el primer equipo, él tenía un examen en la Universidad del Estado de Morelos, por lo que convino en que pasaran por él en la autopista, precisamente a la altura de la Universidad, él llegó a la cita, pero el autobús no aparecía, estuvo esperando varias horas, hasta que empezó a anochecer, desesperado, resolvió regresarse a Zacatepec y en el trayecto, vió al autobús del equipo a la altura de la Caseta de Alpuyeca, pero ya no tuvo forma de abordarlo y tuvo que quedarse.
Al regresar el equipo, el entrenador Carlos Turcato, lo regañó fuertemente, llamándole la atención por no ser responsable y no llegar a la concentración, pero aunque Tafolla no tuvo la culpa, fue severamente castigado y separado del equipo. Tuvo que trabajar muy fuerte para poder ganarse una segunda oportunidad, que a punto estuvo de no llegar, pues como ya no lo tomaban en cuenta, Antonio decidió dejar de entrenar con el Zacatepec, aunque no dejó de prepararse por su cuenta y fue hasta el año siguiente, cuando Turcato lo manda llamar a través de Leoncio Solis y Melesio, quienes trabajaban en el Club, para que se reintegrara a los entrenamientos, recuerda que en los jugos de Doña Mary, frente al estadio, estaban varios jugadores que se alegraron al verlo y le dijeron “qué bueno que ya vas a regresar”.
Firmó su primer su contrato, haciendo su debut en la temporada 1977-78, en la segunda división, jugando como contención en algunas ocasiones o como central.
Toño siempre fue un jugador muy entregado al equipo, prueba de ello, es que cuando juegan la final de ascenso, contra el Jalisco, en Guadalajara en 1978, Tafolla jugó enfermo de dengue, en ese partido dio el pase para el gol del campeonato.
Al regresar a Zacatepec, todo era alegría en el equipo y en el pueblo festejaron en grande el campeonato, pero Tafolla tuvo que vivirlo todo desde el hospital, pues en cuanto llegaron a Zacatepec, el doctor Vargas, lo internó para que sanara.
Como premio a ese campeonato, el Zacatepec fue a una gira por China, siendo Antonio Tafolla uno de los jugadores que viajaron al país asiático.
El profesionalismo y la garra que siempre lo caracterizó lo llevó a ser el capitán del equipo, y junto con algunos de sus compañeros, siempre se quedaban después de los entrenamientos para perfecccionar sus técnicas, como les dijo en alguna ocasión Diego Malta, hacían lo mismo que el Real Madrid, realmente eran unos jugadores adelantados a su tiempo.
Toño Tafolla se retiró un año después del doloroso descenso de 1985, en el cual no jugó la final por estar lesionado, nos platica que vió el partido en su casa y al enterarse de que las cosas se pusieron muy bravas con los aficionados en el estadio, decidió subirse con todo y muletas a su auto e irse al estadio para ayudar a sacar a sus compañeros, que estaban prácticamente sitiados dentro del vestidor.
Después de su retiro, fue auxiliar de las fuerzas básicas con Mario Marquina y otros entrenadores, hasta que en 1990, recibe la oportunidad como técnico del Zacatepec, al cual dirigió varios años.
Antonio Tafolla está casado con Mirna Santana Salgado y procrearon dos hijos, Jarek Antonio y Jasen Alí Tafolla Santana.

Libros de la historia del Zacatepec de venta por mercado libre
Libros de la historia del Zacatepec de venta por mercado libre, son dos tomos.

Si quieres obtener el TOMO 1 “Zacatepec la historia de un campeón 1951-1985” dale click a este enlace: libro Zacatepec TOMO 1

Si quieres obtener el TOMO 2 “Zacatepec la historia 1985-2004” dale click a este otro enlace: libro Zacatepec TOMO 2

Adquiérelo también en:
Zacatepec. Deportes Ocampo. Calle Escuadrón 201 frente al Coruco Díaz.
Zacatepec. Plásticos Robles. Calle Escuadrón 201 frente al Coruco Díaz.
Cuernavaca. Super Deportes. Dr. Gándara No. 210, Col. Amatitlán.
Ciudad de México. Librería La Odisea. Calle Segovia casi esquina con Tlalpan, Metro viaducto.

1.902 lecturas
0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like