Salimos de la Ciudad México cerca de las nueve de la mañana con Teques en mente, tomamos la autopista a Cuernavaca y tras una hora de camino vimos la capital de Morelos, nos seguimos de frente… nuestro destino está a unos 40 kilómetros de la capital morelense, se trata del lago de Tequesquitengo.
Son las once de la mañana, un día soleado nos recibe en Teques. Seguimos los señalamientos buscando algún lugar para pasar el día, comer y disfrutar las cálidas aguas del lago y encontramos los de Playa la Virgencita, a unos metros del circuito del lago en el corazón del pueblo, bajamos por un camino sinuoso y pintoresco como es todo nuestro México.

Teques
Teques Foto: Roberto Villegas


Al llegar nos recibieron con una amable sonrisa y nos acomodamos en las sillas de playa a la orilla del lago. Son las once treinta y después de un frugal almuerzo, contratamos una lancha para realizar un paseo de una hora en el lago… sentimos la brisa en la cara y nos damos cuenta de la belleza que nos rodea, el sol sigue cayendo a plomo, afortunadamente unas bebidas mitigan nuestra sed.

Teques
Teques


Beto se animó y comenzó sus clases de esquí, al principio le costaba mucho trabajo poder enderezarse sobre los esquíes, pero poco a poco, gracias a los consejos del lanchero (que por cierto, no cobró por enseñarle, ni por prestarle los esquíes, dijo que está incluido en la renta de la lancha) Beto pudo al fin deslizarse suavemente por las olas que generaba nuestro paso por las aguas… fue muy divertido.

Teques
Teques Foto: Roberto Villegas


Al regresar a la playa, nos esperaba un banquete de mariscos, donde reinaban los camarones al ajillo con una guarnición de ensalada; Lety pidió unos camarones empanizados y Edgar prefirió un cóctel con sus galletitas saladas. Cervezas y refrescos para todos; mientras comíamos, los rayos del sol empezaron a caer por el horizonte, regalándonos un espectacular atardecer sobre las aguas del lago.

Teques
Teques

En la playa los niños disfrutaron además de una alberca, una cama elástica y corrieron por todo el jardín gastando energía que reponían de cuando en cuando con un sorbo de deliciosa y fría agua de naranja.
Las primeras sombras de la noche empezaron a envolvernos y nos despidieron de este bello lugar, el cual prometemos volver pronto a visitar.

Cómo llegar

Desde la Ciudad de México 120 km. Tome la Autopista del Sol, al pasar la caseta de Alpuyeca (no es la salida a Balnearios, es la siguiente), tome la desviación del lado derecho y siga los señalamientos hacia Tequesquitengo.

Información Turística

Información Turística Morelos

Precios de renta de lanchas en Tequesquitengo
Precios de renta de lanchas en Tequesquitengo
1.538 lecturas
0 Shares:
You May Also Like
Barranca de Amanalco en Cuernavaca
Read More

Barranca de Amanalco

Cuernavaca cuenta con más de sesenta barrancas que durante siglos han regulado el clima que ha heho de…
Jardines de México
Read More

Jardines de México

Jardínes de México son considerados los jardines de flores más grandes del mundo. Por la contingencia derivada del…
Tirolesas
Read More

Tirolesas en Cuentepec

Cuando llegué a las tirolesas en Cuentepec, una población indígena del municipio de Temixco, a sólo media hora…