Cuenta la leyenda en 1720, un par de jóvenes provenientes del Puerto de Acapulco se hospedaron en una Posada de Tlaltenango propiedad de Doña Agustina Andrade. Llevaban un cofre con ellos. Al amanecer, se despidieron de Doña Agustina, encargándole que les guadara el cofre, pues era muy pesado, indicándole que volverían por él unos días después. Doña Agustina guardó la caja en una habitación y le echó llave. Pasaron varias semanas y no aparecían los jóvenes, una noche Doña Agustina oyó una música celestial y al acercarse a la habitación donde se encontraba el cofre, pudo ver un resplandor que salía de él. Avisó a sus familiares, quiens convinieron en no avisar a nadie del suceso, que se repitió muchas noches. Finalmente unos vecinos se dieron cuenta también y esparcieron la noticia por todo el poblado.

Virgen de Tlaltenango
Virgen de Tlaltenango


Fray Pedro de Arana era Párroco y guardián del convento Franciscano de la Asunción de María (hoy Catedral de Cuernavaca). Doña Agustina y varios vecinos de Tlaltenango fueron a verlo para explicarle lo sucedido. Fray Pedro no les creyó y doña Agustina le pidió que fuera a su casa. Al caer la tarde, fue a Tlaltenango y al llegar a casa de Dona Agustina, Fray Pedro pidió que se apagara la luz y se empezó a escuchar más claramente la música y se veía que de la cajita salía la bella luz, y se pudo percibir un rico aroma que salía del arcón. Emocionado abrió la tapa de la caja y ante la vista de todos apareció la Bella María en acojinada felpa y nivea seda con ribete buriel y azul.
Toda Ella despedía una celestial luz que llenaba la estancia, sus manos suplicantes y su vestido también despedían esa hermosa luz. Todos se hincaron, y Fray Pedro se bajó su capucha y beso con ternura las delicadas manos de la Bella María. De la misma manera, doña Agustina, su familia y las personas lo hicieron.

Iglesia de Tlaltenango
Iglesia de Tlaltenango


El 30 de agosto de 1720 la sacro santa imagen fue llevada al antiguo Templo dedicado a San José. Fray Pedro aprovecho ese momento para anunciar la feliz llegada de la Virgen de Tlaltenango que aquí quiso manifestarse y dijo que volvería al día siguiente para celebrar una Misa y empezar el Novenario que terminaría el 8 de septiembre, día en que se celebra la Natividad de la Bella María.

5.798 lecturas
0 Shares:
You May Also Like
Ofrenda Dia de Muertos Ocotepec
Read More

Dia de Muertos en Ocotepec

Ocotepec, es uno de los más tradicionales barrios de Cuernavaca, está ubicado al nor-oriente de la ciudad, justo…
Hosteria Las Quintas
Read More

Hostería Las Quintas

Hostería Las Quintas se encuentra en Cuernavaca, mejor conocida como “La Ciudad de la Eterna Primavera” por sus…
Plaza Cuernavaca
Read More

Plaza Cuernavaca

Céntrica y de fácil acceso, con un diseño arquitectónico colonial mexicano, Plaza Cuernavaca cuenta con dos tiendas ancla:…