Nació en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, el 17 de noviembre de 1964.
Desde pequeño le tomó el gusto por el futbol.
“A mi siempre me gustó el futbol, desde niño siempre me llevaba mi tío el licenciado Gustavo García Aragón a sus partidos de futbol, él jugaba en los Venados un equipo de Tercera División y yo me metía a entrenar con ellos , así fui aprendiendo, pues estaba muy “morro” tenía apenas unos quince años”.

Miguel Angel Morris Garcia
Miguel Angel Morris Garcia


Y precisamente ahí es que obtiene el apodo que lo acompañaría toda la vida “Morris” porque era el más pequeño.
Desde la primaria ya jugaba en el llano, con equipos como el Azteca, Maravillas, Jugos Chapala.
En la Liga Mayor empezó a jugar a los 13 o 14 años. En esa liga jugaban ya el Harapos Morales, Arturo Cuevas y otros jugadores profesionales, era junto con la liga bancaria, de las mejores ligas del Estado de Morelos.
En la liga bancaria jugó con el equipo Galeana de Toño Nava, con el cual disputó una final del Torneo Copa Ciudad de México en el Estadio Azteca.
Empezó a entrenar con el equipo “Avispones de Morelos”, de Juan Álvarez, y fue Juanito quien lo llevó a probarse con el Cruz Azul, ahí estuvo Morris seis meses con las reservas de los cementeros, quienes pretendía que jugara en un equipo filial de tercera división en Michoacán, pero Miguel Ángel declinó la propuesta.
Surge una oportunidad de integrar el equipo de Alacranes, en Puente de Ixtla, equipo también de tercera división, estuvo apenas 4 meses, con Clementino Espín y el Nene Piña.
Tenía Morris apenas 16 años.
Clementino Espín lo lleva al América donde se queda en las reservas, jugando en un equipo de la liga española.
En las instalaciones del Club América conoció al dueño del Galicia, Miguel Álvarez, quien lo invitó a participar con el equipo y regresarse a Cuernavaca, para jugar en la Segunda División B.
Morris tomó la oportunidad y se regresó a la capital morelense, jugando para el Galicia durante seis meses, jugando con Enrique Rodón y el Fanny Munguía que luego debutarían con el América.
Para la temporada 1986-1987 Morris llegó al Club Zacatepec y empezó a jugar como extremo izquierdo.
Su paso por el equipo cañero fue por tres años, teniendo como entrenadores a Carlos Turcato, con quien llegó a tener una excelente relación, así como el Harapos Morales, Vielma, Pedro Nájera, Mario Marquina y Toño Tafolla.
Aquí vivió Morris uno de sus mejores momentos futbolísticos.
Fue entonces que surgió la ansiada oportunidad de jugar en Primera División, y fue con el equipo de Tecos de la Universidad Autónoma de Guadalajara en la temporada 89-90, teniendo como compañeros al Pato Aguilera, el Oso Salazar, Chicharito Hernández padre, así como David Malpica, su compañero del Zacatepec.
Un año completo duró su incursión por tierras tapatías, pues para la siguiente temporada regresó con la intensión de jugar otra vez con Zacatepec.
Un desgarre en la pierna derecha durante un entrenamiento cortó la posibilidad de regresar con los cañeros, que estaban al mando de Rubén Maturano. Cuando Morris se recuperó, —a través de Gisleno Medina—, le ofrecieron jugar en Honduras, iniciando así su aventura por tierras centroamericanas en donde estuvo cinco años.
A Honduras llegó con el equipo Atlético de Lempira, de San Lorenzo Valle, una ciudad en la frontera con Guatemala. Con Atlético Lempira Miguel Ángel se convirtió en un referente en el ataque del cuadro centroamericano, en donde salió Campeón goleador del torneo hondureño con 26 anotaciones.

Miguel Angel Morris Garcia
Miguel Angel Morris Garcia, en Honduras.

Su habilidad como goleador hizo que las autoridades del futbol hondureño invitaran al Morris García para que se nacionalizara y jugara con el equipo catracho, pues se acercaba la clasificación para el mundial de Estados Unidos 94.
Al final Morris obtuvo un contrato para jugar en El Salvador y se quedó inconclusa esa negociación.
En El Salvador, Morris jugó para el equipo Atlético Marte de San Salvador durante un año, para la temporada siguiente, cambió de aires, esta vez a Guatemala, donde militó con el Aurora, ahí estuvo un torneo de seis meses, pues ya eran torneos cortos.
Después de su paso por Guatemala, Miguel Ángel fue contratado por el América de Quito en Ecuador, una de las mejores escuadras del país sudamericano.
En Ecuador jugó un año, al finalizar la temporada tuvo la oportunidad de jugar para el Botafogo de Brasil, pero decidió que esa oferta había llegado demasiado tarde en su vida, por lo que declinó la invitación.
Su siguiente equipo fue el Saprissa de Costa Rica, uno de los mejores cuadros de la nación centroamericana, en donde militó una temporada.
Otra oportunidad surgió para ir a jugar a Canadá, pero finalmente se canceló.
Morris entonces decidió que lo mejor para su carrera sería regresar a su País, así que llegó a México para jugar una temporada con el equipo Tigrillos de Nuevo León, ahí estuvo seis meses y finalmente se retiró en 1996.
Miguel Ángel sigue ligado al futbol, jugando regularmente en diversas ligas, así como en su nueva etapa como promotor de jugadores jóvenes.

Libros de la historia del Zacatepec de venta por mercado libre
Libros de la historia del Zacatepec de venta por mercado libre, son dos tomos.

Si quieres obtener el TOMO 1 “Zacatepec la historia de un campeón 1951-1985” dale click a este enlace: libro Zacatepec TOMO 1

Si quieres obtener el TOMO 2 “Zacatepec la historia 1985-2004” dale click a este otro enlace: libro Zacatepec TOMO 2

Adquiérelo también en:
Zacatepec. Deportes Ocampo. Calle Escuadrón 201 frente al Coruco Díaz.
Zacatepec. Plásticos Robles. Calle Escuadrón 201 frente al Coruco Díaz.
Zacatepec. Francisco “Chomo” Larios. Calle Francisco I. Madero 4, frente al Coruco Díaz. Cel y Whatsapp (734) 1483992.
Cuernavaca. Super Deportes. Dr. Gándara No. 210, Col. Amatitlán.
Ciudad de México. Librería La Odisea. Calle Segovia casi esquina con Tlalpan, Metro viaducto.

3.039 lecturas
0 Shares:
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You May Also Like